martes, 29 de octubre de 2013

¡¡ESTRENO BLACK HAND!!

¡Hola a todos amigos! Bienvenidos al estreno de Black Hand que tanto tiempo llevamos esperando.
Esta historia creo que se sale un poco de lo que he estado haciendo hasta ahora, por lo que espero que os guste. La intriga estará servida y que junto con la acción y el amor hará un cóctel muy especial que espero que os enganche a todos.
He pensado que, para los que tengáis twitter, si queréis comentar lo que os ha parecido el estreno del primer capítulo, que lo comentéis con el hashtag #EstrenoBH ¿qué os parece?
Aviso también que volverá a haber capítulo cada martes y viernes, como anteriormente he venido haciendo con Pobre Rico, ¿de acuerdo? No se os olvide. Si queréis, podéis seguirme en mis plataformas oficiales que aparecen a la derecha del blog.
Disfrutad de este capítulo y comentad lo que os parezca, tanto en Twitter como abajo en los comentarios de esta entrada. ¡¡Un abrazo y hasta el viernes amigos!!

CAPÍTULO 1

Hacía un sol de justicia, ni siquiera se podía vislumbrar una nube en el cielo. Bajo los árboles, dos hombres aguardaban refuerzos... El bosque es denso y hay muchos escondites, habrá que tener cuidado, comentaban, pero en ese momento...


Dos años y medio antes...
William Hudson, llamado Will por sus amigos y conocidos. Tiene 23 años, vive en Nueva York y, sí, vive en un apartamento semi vacío con dos muebles y medio y tiene un trabajo en el que se puede catalogar... de la noche.


Es un barman que trabaja en un local de mala muerte y que cobra por copa... No es su deseo el estar trabajando de esto, pero es a lo que puede optar ahora mismo, porque tras la muerte de sus padres con 16 años y estar en un centro hasta cumplir la mayoría de edad, no pudo continuar sus estudios. ¿Su ciudad natal? Virginia, así que, ¿cómo llego a NY? Haciendo autostop...


- Bueno,-dijo Will-, es hora de vestirse e irse al bar.


Will cogió su motillo, la cual no pasaba de 40 por hora... y se fue a trabajar.


Al llegar, saludó a su jefe.
- Hola jefe. ¿Qué tal ha ido la tarde?
- Buenas noches Will. Pues ha estado bien, hoy parece que la gente está animadilla. ¿Vienes listo de casa?
- Claro. Como siempre jeje.


Will se puso detrás de la barra y el jefe se puso al otro lado.
- Ponme un Gintonic. Ahora que no estoy trabajando me pudo permitir un lujo.
- Jajaja, no te pases bebiendo que después tu mujer te manda a dormir al sofá jaja.
- Eh, no te pases Will, que yo me controlo.
- Eso es lo que dicen todos, no me vale esa respuesta jaja.
- También es verdad jajaja.


Empezó a entrar más gente y a pedir copas. Mientras tanto, Will se lucía haciendo piruetas con las copas, haciendo cócteles...


Will, era muy bueno en su trabajo, de lo mejorcito.


Y la tónica de todos los días... divorciados y separados contando sus penas y sus tristezas a Will.
- Voy a abrir un teléfono de la esperanza...-pensó Will al escuchar a la mujer de delante contarle su separación con su marido-.
- Pues verás, resulta que el muy capullo me la pegó con la secretaria. Menudo cerdo embustero, menos mal que se había ido de pesca con su hermano...
- Ya, señora ya...
- Oye chico.
- Dígame.
- ¿Estás casado?
- ¿Otra copa?


Llegando las 3 de la mañana, la gente empezaba a irse y Will comenzaba a limpiar las copas, a barrer y a fregar el local, etc.


Una vez terminado el trabajo, para la casita.
- Estoy molido. Necesito un masaje... ¡Ay!


Llegó a su casa cerca de las 5 de la mañana y con las mismas se dirigió al sofá para sentarse y relajarse antes de meterse en la cama.


Pero el cansancio era mayor y se durmió profundamente en el sofá.


Por la mañana, sobre las 10 y media, llamaron a la puerta un par de veces. Toc, toc. Will dormía tan profundo que ni se dio cuenta. Toc, toc, toc, volvieron a llamar.


De repente se abrió la puerta y entró el casero en el salón. Al acercarse a Will y verlo dormido, su enfado inicial cobró más fuerza.
- Valiente gilipollas,-pensó el casero al ver a Will echado en el sofá-. ¡¡WILL!! ¡Despierta coño!


- ¡Ay! ¿Pero qué...? Pero casero, cómo...
- Eso digo yo, cómo coño vas a pagarme si cada vez que te vengo a pedir el dinero te pillo durmiendo.
- Señor, le he dicho que trabajo de noche y la mayor parte del día me la paso durmiendo para poder estar descansado. Ayer me acosté entre una cosa y otra a las 5 de la mañana.
- Oh, qué lástima. ¿Dónde está el alquiler de hace 3 meses hasta hoy?


- Verá, sólo puedo pagarle un mes...
- ¿Un mes? ¿Un puerco y asqueroso mes?
- Mire, yo no tengo la culpa de que cobre por copa. Yo no soy el que me impongo la paga. Si en un mes cobro 120$ es mucha suerte y si le tengo que pagar a usted 200$ ¿qué como yo?
- Ese no es mi problema. ¡Quiero mi dinero!


- Se lo he repetido muchas veces y parece que no lo entiende. No puedo pagarle ahora. Verá, el mes que viene está programada una feria internacional de cocteleros que durará una semana y habrá un concurso y al ganador se le pagará 3000$ y esa será mi oportunidad para pagarle.
- ¿Y quién me dice a mi que tú vas a ganar? Eres un tirao que no vale para nada.


- Oiga, que yo no le insultado para que venga ahora y me lo haga usted.
- Como no me pagues ahora te echo ahora mismo de mi casa, desgraciado.
- Si quiere que le pague en carnes, porque DINERO NO TENGO, ¡se lo digo en inglés o se lo explico en leguaje de sordomudos!
- ¡FUERA! ¡FUERA!


- Largo de aquí gilipollas. No te quiero volver a ver por aquí en mi casa.
- Estupendo, que le follen.
Y Will fue expulsado de su piso... Ahora sin casa ¿dónde viviría?



                                                   CONTINUARÁ...